29 ene. 2011

Una isla en la isla - Premio del Concurso Internacional de Poesía Latin Heritage Foundation


En este concurso de la Fundación Latin Heritage de los EUA, fue premiado mi poema Desconsuelo, el que pueden leer haciendo click sobre el nombre. Aquí, el link para Amazon.com en donde está a la venta mundial, y algunas palabras de la Fundación sobre el libro y el concurso!

Palavras, palabras... Hoy fue lanzado en São Paulo O segredo da crisálida, en el cual participo con dos poemas y en anteriores post pueden escuchar y leerlos, éstos, en portugués!
Bien contenta, como se pueden imaginar!

Editorial Reviews

El libro reúne los poemas premiados en el Concurso Internacional de Poesía Latin Heritage Foundation 2011. El proceso de selección de las poesías presentadas fue arduo y complejo en virtud del alto nivel artístico y literario de las obras concursantes. Al Concurso Internacional de Poesía Latin Heritage Foundation se presentaron unos mil quinientos poemas provenientes de América del Sur, México, el Caribe, Estados Unidos, Canadá, España y varios otros países europeos. Aunque inicialmente pensábamos en la premiación de un número reducido de poemas, el rigor y nivel artístico de una gran cantidad de obras nos convenció que, en aras del más elemental sentido de equidad, debíamos conceder al lector el privilegio de acceder a una cantidad superior de poemas que, sin duda alguna, son verdaderas obras de arte, y genuinos exponentes del genero poético. Y es que el nivel lírico de las obras recibidas resultó simplemente ejemplar y memorable.
Los autores han escarbado y raspado en lo más hondo de sus reconditeces más sublimes, melódicas y escabrosas, logrando dibujar el contorno exacto de sus mundos empíricos e imaginarios, expresión de un reflejo fiel de lo que la existencia humana entraña en su cotidianidad, aunque no se perciba. Prestar atención a las letras plasmadas en este libro (quizá uno de los mejores publicados en los últimos tiempos), prestar sólo un trozo de vista y un hueco del corazón, resultará recompensado con un banquete que querrá repetirse vez tras vez, y que se alojará en la memoria como un fantasma indeleble. Invito a los lectores (con la promesa de que el arrepentimiento no llegará) a abrir puertas y ventanas de par en par para recibir la obra de las páginas siguientes, a que se llenen de sabores tan conocidos y entrañables como frescos y novedosos. A que descubran esas palabras que quizás ya habitaban los lugares secretos de su ser, pero que no habían encontrado el sendero de salida.
Porque para abrir el alma son necesarias las palabras, pero para hablar con el alma, hay que escribir poesía.

No hay comentarios: