5 abr. 2013

La mano y yo - L. Moncada (4.4.13)


Esa mano
en melancólico reposo
me observa
sin asomo de curiosidad
me llama
con minúsculo gesto
me acaricia.

Me apena
sentir en mi piel
su piel serena
divisar los surcos
pequeñas manchas
inadmisibles
imperfecciones
a la estética moderna.

Esa mano
me conoce
de otro lugar
otro momento
otrora.
Mansa no rehúye
la mirada escrutadora
que no la ubica
la indaga
la investiga
pretendiendo saber
adónde cuándo cuál
relación tal vez
exista o existió
entre ella y yo. 

No hay comentarios: